He tenido la oportunidad de ser la voz de varios libros y géneros diferentes que me han enseñado mucho a crecer como profesional.

Comencé creando un perfil como narradora en la plataforma de ACX, luego cree un perfil en la plataforma Voice123.com y ahí, audicionando, me gané mi primer libro, no sabía a lo que me enfrentaba realmente.

Luego de firmar mi contrato de grabación, no hubo tiempo de leer el libro completo, comencé a narrar el libro a primera vista, pués eran 20 capitulos que luego tenia que escuchar, limpiar y guardar en el formato que se requiere para entregarlo listo máximo en 3 semanas (Esto puede ser más o menos dependiendo de la extensión de los capítulos).

Yo produzco mis propios audios, así que las jornadas de edición también son largas.

Se necesita de mucha concentración a la hora de grabar un libro, es necesario meterse en los personajes, registrar en la mente los distintos timbres vocales que se le van dando a los personajes que aparecen en la historia, como narradora llego al punto donde tengo que hacer caracterizaciones.

La dicción, la articulación y la respiración juegan un papel muy importante, hay que hacer ejercicios antes de grabar para no equivocarse tanto y aguantar al menos 3 horas de grabación continuas diarias.

Evitar el acento nativo es un reto, pero es totalmente necesario, toca grabar en un acento que no sé si llamarlo “neutro” lo llamaría más bien que sea agradable para toda Latinoamérica.

Lo hermoso de este trabajo es que si te gusta leer lo disfrutas mucho, leer un libro en un semana o dos y sobre todo cuando son series siempre te deja con ganas de más.

Para este trabajo tiene que apasionarte la lectura y disfrutar el arte de hacer magia con tu voz, y eso es lo que yo hago.

WhatsApp chat